¿No paras de hacer cosas durante todo el día pero no consigues avanzar con tus objetivos de proyecto, de trabajo, de vida? ¿Estás sintiendo la fatiga de la desmotivación de aquel estilo de vida que te hacía comerte el mundo?

No se trata de superar milagrosamente tu jornada laboral día tras día. Se trata de tomar las riendas de tu tiempo.